Boda Judith y Rober

Una boda con un final muy especial

Hace tiempo que conocí a Judith viviendo unas de sus pasiones favoritas, el futbol sala. Sin duda ella me pareció una persona vital, con muchisima energía y con una gran alegría. Poco después conocí a Rober y descubrí porque hacía muchos años que estaban juntos y porque cada día se querian un poco más, está pareja comparte muchas cosas, no sólo románticas sino de aficiones… el futbol sala, la pasión por la música y ganas de vivir la vida sin descanso.

Cuando me dijeron que nosotros eramos los elegidos para realizar el reportaje de su boda, no pudimos alegrarnos más puesto que sabíamos que sería una boda muy divertida y muy original. Además no quisieron consultar con otros fotografos puesto que les encantó nuestro trabajo y profesionalidad.

La preboda fue genial, no pararamos de reir y disfrutar de la alegría de estos novios. Nos fuimos al Campo Grande, un parque mítico de la ciudad de Valladolid, muy cerquita de la Plaza Mayor de la ciudad. Paseando con ellos nos contaron detalles y secretos que tendrían en su gran día. Se notaba la ilusión con la que lo preparaban. Mientras tanto, aprovechamos para robarles fotos de gestos, miradas y caricias que sin darse cuentan se procesaban y que dieron lugar a unas preciosas imágenes (que tuvieron que incluir en su album de Boda).

Pensamos que iba a ser una gran Boda, y así fue.

Juraron sus votos en la Iglesia del Colegio San Agustín donde habían realizado ambos sus estudios y donde frente al parroco que les vió crecer, se convirtieron en marido y mujer. La capilla estaba decorada con mucho cariño por la novia. Una gran «alfombra» de corazones le condujo hasta el altar, donde la esperaba Rober para unirse para siempre en matrimonio. La cereminia tuvo muchos momentos emocionantes, música en directo y el calor de un gran número de amigos y familia.

En una mágica y encantadora Finca Puentes Medina, en Hornillos de Eresma, Judith y Rober celebraron su Banquete.

El reportaje lo hicimos allí mismo porque las localizaciones en esta finca son innumerables. Acabamos con el equipo de futbol sala de Judith dando unos toques al balón. Por lo que el reportaje no sólo quedo genial, con unas fotos preciosas, sino también unas imágenes muy divertidas.

La entrada al banquete fue animada por una canción muy rockera y la emocionante canción a capella de una buena a amiga de Judith, que por supuesto le robo unas lágrimas a la novia.

Con muchos regalos, sorpresas y alegría transcurrió la comida. Llegó el momento del Baile y sólo podemos decir, que parecía que flotaban en el aire y por unos minutos rodeados de personas se quedaron completamente solos. El final nos sorprendió gratamente, puesto que no en todas los reportaje de Boda acaba una novia dirigiendo un batucada. Con todos los amigos de La Torcida, grupo del que son parte los novios, consiguieron dar ritmo y un gran espectaculo al baile.

Y aquí no terminó la boda de Rober y Judith porque aun nos quedaba un increíble reportaje de postboda en los Lagos de Covadonga, en Asturias. Quedamos un domingo muy temprano en la entrada del parque y nos faltaron minutos para poder aprovechar. Zonas enpedradas, pequeñas minas, paisajes de ensueño tremendamente verdes y como colofón unos lagos cristalinos. Todo ello nos dió lugar a un arco iris de colores que completaban unas fotografías llenas de elegancia y cariño que desprendía la pareja.

Tampoco pudieron faltar los playeros de futbol de los novios más divertidos, aventureros y deportistas que hayamos conocido.
Tenemos que agradecer lo valientes, colaboradores y simpaticos que son estos chicos y que hicieron nuestro trabajo mucho más fácil.

Estas fotos son una pequeña muestra de nuestra forma de ver esta historia de amor.

Te ha gustado? Compartelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja un comentario